¿Cómo conservar el pan de masa madre?

 A los que nos gusta el pan de verdad, no nos conformamos con cualquiera. Y desde luego, un pan de masa madre, natural, sabroso y de calidad no tiene competencia. ¿Estás de acuerdo?

Por eso, conservar el pan en condiciones óptimas el mayor tiempo posible se convierte en una necesidad para poder disfrutarlo en su máximo esplendor cada vez que queramos degustarlo. 

Y ese es el motivo por el que, en este artículo, te damos cinco consejos para conservar tu pan en las mejores condiciones.

5 Consejos para conservar el pan de masa madre 

Toma nota de estos consejos y mantén tu pan de masa madre fresco durante más tiempo:

  1. Lo primero es buscar el lugar ideal. Y no, no es la cocina. De hecho, ese es el peor sitio, puesto que el cambio de temperaturas o la humedad que se generan al cocinar, afectarán negativamente al pan y favorecerán la proliferación de mohos. Lo ideal es encontrar un lugar fresco y seco, como una despensa. Si no dispones de ella en tu hogar, te recomendamos utilizar una panera de madera (sí, de las de toda la vida) y colocarla lo más alejada posible de los fogones.

  1. ¿Ya tienes el lugar idóneo para tu pan? Ahora recuerda no dejarlo nunca al aire (aunque lo metas en la panera). Para una mejor conservación, mételo en una bolsa de algodón que pueda cerrarse. Si no tienes ninguna, puedes utilizar un trapo de este mismo material para envolverlo. Pero sea como sea, recuerda que ninguna parte del pan debe quedar expuesta al aire, para evitar que se seque.

  1. En tercer lugar, ten en cuenta que el pan se conservará siempre mejor entero que cortado, puesto que aunque lo protejas con tela de algodón, al ser transpirable, el aire que tenga contacto con la miga lo endurecerá.

  1. En relación al punto anterior… ¿Te gustaría tener tus rebanadas ya cortadas listas para consumir y en buen estado? ¡Pues al congelador! Puedes congelar tu pan de masa madre tanto entero  como cortado, siempre en una bolsa con zip para que el frío extremo no lo queme. Si te decides por congelarlo en rebanadas, te damos un tip extra: Coloca entre una y otra un trozo de papel de horno para que no se peguen entre sí y sea fácil separarlas a la hora de su consumo.

    Llegado el momento de descongelarlo, evita el microondas, puesto que el pan perderá sus cualidades físicas y se ablandará. Lo ideal para poder disfrutar de un pan crujiente y delicioso es dejar que se descongele dentro de la bolsa zip a temperatura ambiente,  para que así vuelva a absorber la humedad perdida al congelarse.

  1. Nunca metas el pan en la nevera. Nunca. Recuerda que ya te hemos comentado que el lugar ideal para la conservación del pan ha de ser fresco y seco. El frigorífico es muy húmedo y acelerará la aparición de hongos.


Y ahora que sabes cómo conservar tu pan de masa madre, te lanzamos una pregunta: ¿No te gustaría recibirlo en tu puerta antes de la 7.30 de la mañana sin necesidad de despertarte?