Ideas saludables de bocadillos para niños

El bocadillo de toda la vida, ese que te preparaban para el recreo o para merendar, no está reñido con un estilo de vida saludable. De hecho, se trata de un alimento muy completo que acepta distintos tipos de relleno, lo que le convierte en el complemento ideal para una dieta equilibrada. 

Los alimentos que acompañan al pan en un bocadillo pueden ser muy variados. Es más, deben serlo. Lo que hace que este alimento se convierta en la vía perfecta para incluir en la dieta de los más pequeños todo tipo de nutrientes, tales como vitaminas, calcio o proteínas. No te limites al mítico bocadillo de embutido o fiambre a diario. Hay un abanico enorme de posibilidades. 

A lo largo de este artículo, además de contarte cómo prepararlos de manera saludable, te daremos algunas ideas para unos bocadillos de diez

¿Cómo preparar bocadillos sanos para niños?

Lo primero a tener en cuenta son los ingredientes. Y ya no estamos refiriéndonos solo al relleno del bocadillo, sino también al tipo de pan utilizado.

Por ejemplo, el pan de molde no es nada recomendable por su alto contenido en azúcares. Sabemos que es una de las opciones que, debido a las prisas de hoy en día y a la falta de tiempo para ir a comprar, más padres utilizan. Sin embargo, debería desecharse por completo a la hora de pensar en la salud nutricional de los niños.

Lo ideal, sin duda, y lo más recomendado por especialistas, es el pan de masa madre con fermentación lenta, que contiene un tanto por ciento muy reducido de azúcar.  

Por supuesto, como comentábamos antes, la elección del relleno del bocadillo que vas a preparar es esencial para que de verdad se trate de un alimento saludable. Deja de lado las cremas azucaradas y no repitas siempre la misma receta (El embutido, déjalo para una sola vez a la semana, por ejemplo).

Es importante que apuestes por la variedad. Puedes incluir lácteos, como el queso, para aportar calcio, sardinas o caballa como fuente de proteínas y verduras (¡E incluso frutas!) para asegurar una cantidad de vitaminas acorde con una dieta equilibrada.

6 Bocadillos sanos para niños 

Toma nota de las ideas que te dejamos a continuación para sorprender a tus niños con sabores nuevos y exquisitos a la par que cuidas de su salud y te aseguras de que reciben el aporte nutricional que necesitan. 

bocadillos para niños

  1. Bocadillo de salmón ahumado con huevo cocido: ¡Delicioso y saludable! Un aporte extra de proteínas de calidad. Prueba a añadir un poco de aceite de oliva virgen extra en el pan para conseguir una mayor jugosidad.

  1. Bocadillo de queso fresco con aguacate: Calcio, vitaminas y grasas no saturadas y naturales. Mmmm…

  1. Bocadillo de caballa con tomate natural: La caballa debe ser conservada en aceite de oliva virgen extra. Añade unas rodajas de tomate natural o haz un picadillo añadiendo pimiento verde y cebolla para aumentar la ingesta de vitaminas.

  1. Bocadillo de pechuga de pollo con lechuga: Todo un clásico…pero ¡Recuerda! Sin mayonesa. Para añadirle frescura prueba con queso de untar.

  1. Bocadillo de tortilla de atún: ¡La mezcla perfecta para el paladar! Y para la salud…Los huevos son una de las mejores fuentes de proteínas y, además, el atún es rico en vitaminas y minerales, como el fósforo, el hierro o el magnesio.

  1. Bocadillo de hummus de garbanzo con calabacín: ¿Por qué descartar las legumbres y sus propiedades a la hora de hacer bocadillos? Y si además añadimos ese toque del calabacín a la plancha ¡Sabroso y nutritivo a partes iguales! 

Como has podido comprobar, las posibilidades son casi infinitas. Así que nos reiteramos en lo que te dijimos al principio de este artículo: Los bocadillos no están reñidos con una dieta saludable. De hecho, deben formar parte de ella, porque un buen pan con un buen agregado es un alimento completo y sano que ayudará a que tus hijos tengan el aporte necesario de nutrientes tanto para su día a día como para su desarrollo físico.

¿Con qué receta de todas las que te hemos propuesto vas a empezar?